Mejora tu postura corporal

No nos damos cuenta pero mantener una postura corporal correcta es importante porque, a la larga, las malas posturas traen consecuencias.

Andar encorvado, echar los hombros hacia adelante, sentarnos horas ante el ordenador con el cuello flexionado de forma poco natural y la espalda mal apoyada  … son posturas forzadas que conviene corregir porque no son saludables.

Lesiones y dolencias relacionadas con la columna vertebral, mala circulación sanguínea, problemas respiratorios, tortícolis, escoliosis, dolor de cabeza, ligeras contracturas, músculos agarrotados… con nuestra manera de estar de pie, de permanecer sentados o de agacharnos para coger cualquier objeto.

La postura correcta es aquella que respeta la curvatura natural de la columna sin forzar ninguna de nuestras articulaciones y sin someter a nuestros músculos a tensiones innecesarias.

Mejorarla y convertirla en hábito es ante todo cuestión de salud pero también de bienestar. Sentirte más esbelta ¡y hasta más alta!, más ágil y con una mayor seguridad y autoestima dependen más de lo que crees de una buena postura corporal.

¿Quieres corregir y mejorar la tuya? Prueba estos 4 ejercicios.

1. Elevación simultánea de brazos y talones.

De pie, con la espalda recta y el abdomen contraído, eleva los talones lentamente al tiempo que subes tus brazos lateralmente hasta juntar las palmas por encima de tu cabeza. Aguanta 20 – 30 segundos y desciende. Repite 3 – 5 veces.

2. Estiramiento de omóplatos.

Desde la misma posición de inicio pero sin despegar los talones del suelo, estira tus brazos hacia adelante hasta juntar las muñecas a la altura de tu pecho. Para que el ejercicio funcione es importante no subir los hombros.

3. Plancha plancha para mantener cuello y espalda alineados

La idea es conseguir la total verticalidad del cuerpo de manera que cuello y espalda queden alineados. Túmbate boca abajo apoyada sobre tus antebrazos y sobre la punta de los dedos de tus pies. Eleva la pelvis, contrae el abdomen y baja ligeramente la cabeza. Recuerda: el objetivo es lograr una línea recta que vaya de la cabeza a los talones. Mantén unos segundos la postura y descansa.

También puedes hacer una derivación de este ejercicio: la plancha lateral. En este caso, te tumbarás de lado apoyándote solo en un antebrazo. Tu cuerpo debe formar una línea oblicua. Para ello contrae el abdomen y no dejes caer la cadera.

4. Espalda recta

Siéntate en suelo o en una colchoneta fina con las piernas estiradas y la espalda bien recta, de manera que crees con tu cuerpo un ángulo de 90º. Mantén los brazos en los costados con las palmas en el suelo sin echar los hombros hacia adelante. Aguanta 20 – 30 segundos en esta posición con la mirada al frente. Parece sencillo pero estás trabajando intensamente los músculos posturales de tu espalda.

Estos ejercicios te vendrán genial pero recuerda que la postura correcta es algo que debes cuidar día a día hasta que se convierta en hábito. ¿Quieres conocer un sencillo truco para ayudarte a conseguir la postura correcta mientras permaneces sentado? Mira qué fácil:

Acostúmbrate a caminar erguida, con el estómago ligeramente contraído y los hombros hacia atrás. Estos son nuestros consejos ¿Tienes tú algún truco evitar caminar encorvada o acabar cada día con dolor de cuello y espalda? Compártelo con nosotros en este artículo o cuéntalo en nuestro Facebook. porque, a la hora de mejorar la postura corporal, toda buena idea es bienvenida.

 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Información básica sobre protección de datos Ver más

      • Responsable CLICK CONTENTS SL .
      • Finalidad Moderar los comentarios.
      • Legitimación Tu consentimiento.
      • Destinatarios 10DENCEHISPAHARD SL.
      • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
      • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.