Ideas para entrenamientos refrescantes en verano

Durante la época estival no tienes por qué dejar de entrenar y de cuidar tu forma física.

No veas las altas temperaturas como un terrible inconveniente y aprovecha la posibilidad de hacer ejercicio al aire libre y de disfrutar de los deportes que implican contacto con el agua.

La playa, el mar, un frondoso bosque o una agreste montaña… ¿por qué no sustituirlos o combinarlos con el gimnasio?

Hacer deporte no tiene que ser un “castigo” en verano y para tener los entrenamientos más refrescantes toma nota de los siguientes

Cinco consejos:

1.Practica en entrenamiento cruzado.

Gimnasio sí pero, con el buen tiempo, no te pierdas las opciones de hacer deporte en contacto con la naturaleza. Es perfectamente compatible. Puedes seguir con tu ritmo de rutinas pero complementarlas con otras actividades. Haz sesiones más cortas y complétalas, por ejemplo, nadando en la piscina o con un paseo en bici al atardecer.

2. Apúntate a los deportes acuáticos.

Son divertidos, acabas con agujetas y lo pasas genial  mientras ejercitas tu musculatura bien fresquito: surf, esquí acuático, submarinismo, paddle board, piragüismo, aquagym y, para los más atrevidos flyboard… lo que quieras, pero métete en el agua y haz deporte mientras disfrutas. No hay escusas.

3. Cambia de escenario.

Puede suponer una motivación extra y hacer que lejos de abandonar tu actividad por el calor, mejores tus propias marcas. Cambia, el asfalto por el que corres cada día por un sendero rodeado de vegetación; el paseo en bici entre coches por uno por el carril bici del paseo marítimo o la gimnasia hecha con los aparatos del gym por la que puedes practicar en un parque al aire libre. Te sentará genial y tendrás un entreno súper refrescante.

4. Disfruta con los tuyos.

Deporte en pareja, con amigos, en familia… si eres de los que se ejercita a diario, aprovecha el verano para compartir tu gusto por entrenar con los que te rodean. Unas “palas” a la orilla del mar, un  partido de voleibol en la playa, un “sprint” al puesto de helados, una ruta de senderismo bien acompañado… ¿se te ocurre un entreno más efectivo, ameno y refrescante?

5. Adáptate a las condiciones meteorológicas.

Es una obviedad pero a veces la olvidamos. A la hora de entrenar, ten siempre presente la temperatura y el resto de condiciones ambientales, sobre todo la humedad. Para que tu entrenamiento no resulte sofocante y agotador, hazlo a primera o última hora del día para que tu organismo no se resienta por el calor. En cualquier caso, acabar con un buen chapuzón, siempre es una buena idea.

 

un buen chapuzón para terminar un entrenamiento refrescante en verano

 

Pensamos que no es tan complicado entrenar en verano y además hacerlo mientras te mantienes fresco ¿Tú que crees? ¿Eres de los que hace un paréntesis y vuelve de las vacaciones de verano con tres kilos más?… Muy respetable, desde luego, pero tal vez, si dieses con la fórmula de un entreno más divertido y fresquito te animarías a seguirlo. Ese es el objetivo de nuestros consejos. Cuéntanos, en este artículo, si los vas a probar este verano y, si ya lo has hecho, dinos en nuestro Facebook qué tal ha sido la experiencia.

 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Información básica sobre protección de datos Ver más

      • Responsable CLICK CONTENTS SL .
      • Finalidad Moderar los comentarios.
      • Legitimación Tu consentimiento.
      • Destinatarios 10DENCEHISPAHARD SL.
      • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
      • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.